Decomanitas: Decoración vintage, DIY y reciclaje creativo

Decorar paredes a todo color con ikat

☆ Decorar paredes a todo color con Ikats ☆

Una interesante forma de decorar paredes a todo color con ikat

Los ikats o ikatz son unos tejidos estampados de aspecto exótico que vienen de diferentes partes del mundo, especialmente del sudeste asiático, aunque también de Latinoamérica, de las culturas precolombinas. Son tendencia en decoración, igual que lo han sido en otras etapas de la Historia.

Se trata de tejidos muy apreciados por la trabajada técnica con que se realizan. No es un tejido blanco que se tiña al terminar, sino que se teje ya con hebras teñidas como un puzzle que el tejedor o tejedora debe ir realizando a medida que realizar su trabajo en el telar.

Es de estilo étnico, pero con matices. El ikat es elegante y distinguido y aporta sutiles pinceladas de color a la decoración de la casa.

Aquí te enseñamos cómo decorar paredes a todo color con ikat, realizando una falsa técnica de estampado sobre madera que hemos visto en Lowe’s. Si te atreves, puedes realizarlo directamente sobre una pared para crear un foco de atención en la decoración.

1. Toma un tablero de madera y líjalo bien por los bordes para conseguir un acabado fino. Utiliza un taco de lija del 180, mejor que una lijadora eléctrica, para percibir mejor el resultado y no pasarte. Sopla el polvillo resultante y limpia con un paño ligeramente humedecido que no suelte pelusa. Deja secar antes de iniciar el trabajo de pintura.

2. Elige uno de los colores con los que pintarás las franjas verticales características de los ikats. Piensa cuántas te cabrán, y calcula el ancho que ha de tener cada franja para que todas sean iguales. Pinta siempre en dirección de arriba hacia abajo; no hace falta que lo hagas de forma demasiado cuidadosa. Quedará perfecto si en algunas zonas el color es menos intenso que en otras, incluso si deja ver el color del tablero.


3. Ahora aplica otro de los colores seleccionados en una nueva franja vertical. No hace falta cuidar demasiado el borde. Un acabado imperfecto lo hará parecer mucho más auténtico. Sigue aplicando franjas de colores del mismo ancho hasta terminar el tablero.

 

4. Ahora es el momento de fabricar una plantilla en cartón para trasladar un nuevo color al lienzo.  Imprime la plantilla del proyecto original que te facilitamos. Quizá necesites aumentar su tamaño hasta conseguir el que consideres adecuado a tu proyecto. Aplica pintura en esta plantilla de cartón y aplícala rápidamente con la pintura hacia abajo sobre la unión entre dos franjas de colores del lienzo.

5. Aplica una plantilla más pequeña sobre el resultado de la anterior cuando la pintura esté seca. Ve trabajando así la unión entre franjas de diferentes colores.

6. Aquí tienes el resultado del trabajo, que será diferente según los colores que hayas elegido y también según tu propia inspiración…

7. Finaliza tu trabajo con las fijaciones que desees sobre la trasera de los lienzos.

Salir de la versión móvil