Decomanitas: Decoración vintage, DIY y reciclaje creativo

Sofás modernos y cómodos: qué estilo, tela y configuración escoger para tu salón

¿Buscas sofás modernos y cómodos? Te ayudamos a aclarar tus dudas. Los sofás son a menudo el eje central del salón, sobre el que gira el resto de la decoración, debido a su volumen y a su importante función: son las piezas en las que nos relajamos, leemos, mantenemos reuniones familiares, recibimos a nuestros amigos, vemos la televisión o chateamos… Por tanto, es tan importante que sean acogedores como que sean bonitos. Vamos a contarte cómo puedes escoger unos sofás cómodos y con estilo para tu salón, adecuados a tus necesidades. Y nos fijamos en todas las tipologías que tienen los sofás Maisons du Monde para hacerte algunas propuestas.

Qué tipo de sofás modernos necesitas y cuál es la configuración óptima

La primera elección que has de hacer es el número de sofás y el tipo o modelo que necesitas. Para optar por unos u otros has de tener muy en cuenta la superficie de tu salón, y la zona destinada al descanso si es que se trata de un salón comedor o bien un salón abierto a la cocina.

Salones pequeños
Si el espacio es exiguo, probablemente tengas que conformarte con un solo sofá. El sofa esquinero o el modular dotado de chaiselongue es una alternativa estupenda, y puedes añadir pequeños elementos como pufs y sillas con brazos livianas para dar cabida a más personas cuando sea necesario.

Salones multiuso
Si vives en un pequeño estudio o recibes invitados de forma habitual, un sofá cama es la solución ideal. Atrás quedaron los antiguos mamotretos que incorporaban un colchón en su interior y necesitaban ser despojados de los cojines antes de abrirlos. Actualmente, los sofás convertibles tipo libro y otros modelos con nido inferior han conseguido superar las desventajas de los antiguos sofás-cama.

Salones amplios
¿No sabes qué sofás escoger, pero tu salón es grande? Estás de enhorabuena. Puedes elegir la configuración que desees, desde el clásico tresillo, compuesto por un sofá de 3/4 plazas y otro de 2/3 plazas, dispuestos en ángulo recto, hasta dos sofás de las mismas dimensiones enfrentados, una gran rinconera o un sofá amplio que puedes completar con dos sillones, juntos, o flanqueando el sofá, uno a cada lado.

Qué estilo de sofá es mejor elegir

El estilo del sofá puede ser tan marcado como quieras. Actualmente, hay una gran oferta en el mercado, y puedes decantarte por sofás modernos de estilos muy distintos, desde los clásicos renovados, como el Chester, hasta los modelos escandinavos, los sofás de líneas rectas y estilo contemporáneo o los nuevos modelos de líneas redondeadas.

La buena noticia es que se lleva lo ecléctico, por lo que casi cualquier sofá se integrará perfectamente en otro estilo de decoración, aportando un toque de funcionalidad, de sofisticación y glamour, de calidez, de atemporalidad... En una casa con mobiliario muy clásico, pueden ser extraordinariamente impactantes unos sofás contemporáneos, mientras que en una casa muy funcional, un sofá Chester de terciopelo puede poner un acento muy chic.

De hecho, dar un twist a la decoración del salón con un sofá que, en principio, guarde poca sintonía con el resto puede servir para aligerar un ambiente demasiado recargado.

Elementos a los que prestar especial atención en un sofá

La estructura
Siempre son preferibles los sofás hechos de madera que los de aglomerado, por resistencia y calidad.

El relleno
Los cojines que conforman el asiento y el respaldo del sofá pueden ir rellenos de pluma o de gomaespuma de diferentes densidades. Hoy día, otros materiales han venido a unirse a los anteriores en los sofás modernos.

Fondo y altura del sofá
Cada persona es un mundo, y hay quien se siente comodísimo en un sofá con mucho fondo, otros a quienes no les gusta que les cuelguen las piernas en un sofá alto, y finalmente aquellos que prefieren sentirse a casi a ras de tierra. Para cada gusto, es posible encontrar un sofá adecuado.

El respaldo
Los sofás modernos de respaldo alto son más cómodos y acogedores; sin embargo los de respaldo bajo, como el clásico Chester, son perfectos para reuniones, pues permiten mantener la postura más erguida. Además, resultan más livianos y hacen parecer más diáfano un espacio.

Las patas
Los sofás con patas altas se elevan del suelo aportando mayor ligereza a los ambientes. Además, permiten el paso del robot aspirador, algo que cada vez más personas demandan para sus casas.

Las telas
Si no eliges los sofás de piel o símil piel, te quedan las telas. Hay muchísimas texturas y colores, tejidos lisos y estampados. Actualmente son tendencia dos estilos contrapuestos: los sofás modernos de terciopelo, suaves y suntuosos, y los sofás con tejidos rústicos, tipo lino, con la trama de hilos a la vista. Los primeros son perfectos para sofás con respaldo de capitoné o los pequeños sofás de formas redondeadas. Las tapicerías rústicas son ideales para los sofás de líneas rectas y estilo contemporáneo, así como para otros modelos clásicos.
También se llevan los estampados grandes y abstractos, muy marcados. Pero si no eres una persona muy atrevida, mejor decantarse por los colores lisos. Ten en cuenta que un sofá claro ilumina el salón y lo hace parecer más grande, mientras que uno oscuro tiende a ocupar más espacio visual. Si te preocupa la limpieza y la pulcritud, entonces un sofá en tonos neutros será tu mejor elección.

Y tú, ¿estás pensando qué sofás modernos escoger para cambiar el que tienes o para tu nueva vivienda? Cuéntanos tu experiencia y tus necesidades, por si podemos ayudarte. Nos encantará escucharte.

Salir de la versión móvil