Decomanitas: Decoración vintage, DIY y reciclaje creativo

Cómo remodelar una casa reinvirtiendo lo que ahorras en ella

Pareja cambiando bombillas en su hogar: ahorrar para la remodelación de una casa. Remodelar una casa es simplemente obligatorio cuando pasan unos años viviendo en ella. Probablemente, no necesita una reforma integral, pero sí una mano de pintura, y quizá renovar la cocina y los cuartos de baño. Es un gasto extraordinario con el que no solemos contar, pero al que hay que enfrentarse cada ciertos años.

Si tu objetivo es ese, y no sabes muy bien cómo ahorrar, te vamos a hacer ver las cosas de otra manera: cómo remodelar una casa reinvirtiendo lo que ahorras en ella. Es un plan con el que puedes empezar mañana mismo, y si eres capaz de ir contabilizando los ahorros en cada factura del hogar, te  dará alegrías muy pronto.

Se trata de armar una estrategia de ahorro en la casa, revisando capítulo por capítulo los gastos. Por ejemplo, toma los últimos recibos de la luz o comprueba el precio de un seguro de hogar adaptado a lo que buscas. Vamos a ayudarte aquí a hacer una planificación de todo lo que necesitas revisar…

 

EL AHORRO

El seguro del hogar

Es importante pedir varios presupuestos y mirar en qué apartados estás pagando de más. Quizá tu seguro cubra el robo de joyas que tú no tienes… Lo mejor es buscar alternativas a lo que ya tienes. Verás que puedes conseguir ahorros del 40 por ciento y más.

El ahorro en iluminación

La factura eléctrica se ha incrementado en un 60 por ciento en los últimos años. Por eso, es un apartado al que debes prestar especial atención: con pequeños gestos, los ahorros son importantes y se pueden cuantificar. Por ejemplo, sustituir todas las bombillas por otras de bajo consumo te permite un ahorro de 8 € al año por bombilla. Si, por ejemplo, tienes 23 (es la media en los hogares españoles), puedes ahorrar 184 euros cada año. Si, además, pones luces led, el ahorro se incrementa y se amortiza su coste en menos de 8 meses. Se calcula que en una casa de 120 m2 se ahorran al año más de 400 euros con 22 puntos de luz led.

Otro gesto que debes cuidar es no dejar los electrodomésticos y otros dispositivos como el ordenador en standby (con el piloto encendido). Una buena idea es poner regletas con interruptor, de modo que al apagarla, se desactiven los pilotos.

Si te animas, pon un medidor de consumo y verás lo que consumes al instante. Cuestan poco dinero y puedes bajar la factura eléctrica de un 20 a un 45 por ciento (en función de si la calefacción es eléctrica o de gas).

Los lavados en frío 

Tanto la lavadora como el lavaplatos son grandes consumidores de energía. Lavando la ropa en frío, por ejemplo, ahorrarás mucho, porque el 90 por ciento de lo que consume lo emplea en calentar el agua. Poner un programa a la mitad de temperatura que otro permite ahorrar un 40 por ciento del consumo de energía. Por otro lado, llena siempre lavadora y lavavajillas o usa los programas de media carga. Poner la mitad de veces la lavadora y el lavavajillas te permite ahorrar 130 euros al año.

La temperatura de confort

Qué importante es disfrutar de una temperatura agradable en casa, y qué importante también no dejar que la calefacción y el aire acondicionado se conviertan en un coladero para tu dinero.  20-21 ºC se considera una temperatura adecuada en invierno, y por cada grado de más, se incrementa en un 7 por ciento lo que pagas por consumo de energía.

Es importante aislar la casa en invierno con diferentes estrategias, como poner alfombras para evitar el frío (especialmente si son de cerámica o mármol), no tapar los radiadores con cortinas ni cubreradiadores y usar las persianas para potenciar el aislamiento, tanto en invierno como en verano.

Un último consejo: si tienes ventiladores de techo, busca el interruptor para ponerlos en modo invierno (invirtiendo la dirección de giro de las palas). Mejorarás la sensación de confort conduciendo el aire caliente del techo (que tiende a subir) hacia abajo.

El recibo del agua

No es de las más elevadas, pero la factura del agua también puede reducirse para proporcionarte ahorros significativos que luego se pueden reinvertir en remodelar una casa (¿recuerdas que ese era el objetivo…?). Instala aireadores en los grifos (se enroscan al grifo, y al mezclar aire y agua, bajan un 50 por ciento el consumo). O puedes usar limitadores de caudal, permitiendo que el consumo de agua se reduzca a la mitad.

LA REINVERSIÓN

Para reinvertir el dinero ahorrado en consumos y seguro del hogar en remodelar una casa, pon en práctica estos consejos:

¿Nos cuentas tú cómo ahorras en casa aquí abajo…?

Salir de la versión móvil