Decomanitas: Decoración vintage, DIY y reciclaje creativo

Transformar una vieja puerta en mesa de comedor

Blanca, negra o a todo color… Una vieja puerta se transforma en mesa de comedor. ¡Ideal!, ¿no?

Este proyecto de decoración reciclada es tan fácil que andarás buscando más puertas de derribos para acometerlo una y otra vez… Se trata de transformar una puerta en mesa de comedor. ¿Cómo? Muy fácil:
1. Es imprescindible usar masilla para rellenar los huecos del picaporte y cualquier otra imperfección. Luego hay que esperar a que se seque.

2. Un buen lijado que deje la puerta satinada es necesario para lograr el mismo nivel en toda la superficie. Como el proyecto es de Bosch, ellos proponen la multilijadora con batería de litio PSM 10,8 Li. (Te recomiendo comprar herramienta de buena calidad y de marcas de prestigio como Bosch; es para toda la vida…)

3. ¿Ya tienes la superficie lista? Pues ahora toca pintar a rodillo o pistola tanto la puerta como los caballetes que le sirven de apoyo. La pistola de pulverización fina PFS 105 Wall Paint de Bosch es perfecta para esteproyecto. Si quieres un acabado profesional, comienza aplicando un producto sellador y lija a continuación. Aplica al menos dos capas de pintura y lija concienzudamente entre ellas con lija de grano fino y pasa un paño humedecido para retirar el polvillo. Con este procedimiento, tanto a pistola como a rodillo, el acabado es perfecto: como si estuviera lacado…

4. Para finalizar, atornilla convenientemente los caballetes a la cara inferior de la puerta. Para este último paso, el atornillador Uneo de Bosch es muy útil y rápido.

¡Habemus mesa! ¿Te gusta? Pues ya ves que fácil es transformar una vieja puerta en mesa de comedor: prácticamente sólo tienes que elegir el color, tomar la vieja puerta y en un día rematas el trabajo…

¡Vamos, no lo pienses más! Atornillar también es de chicas (con estas imágenes lo atestigua Bosch…)

 

Salir de la versión móvil